Blogia

Seamos razonables

Ungu y Christopher

Déjenme presentarles a dos personas. Atentos, que al final haré preguntas.

Una se llama Ungu, tiene 8 años y vive en un país africano pobre. Digamos que en Mali. No conocía ese país (y sean sinceros, ustedes tampoco), pero es el primero que me ha salido al buscar "país africano pobre" en Google. Perdón por hacer trampa.

El otro se llama Christopher, tiene 87 años y vive en el país más rico y poderoso del mundo. Me da pereza buscar cuál es el país más rico y poderoso del mundo, háganlo ustedes mismos.

Ungu es negro, delgado y lleva poca ropa.

Christopher es blanco, arrugado y desde hace 9 años la única ropa que lleva encima es la sábana de una cama de hospital.

Ungu es veloz pese a ir descalzo, se le dan bien las sumas y es el mejor de su aldea tirando piedras a los árboles.

Christopher apenas puede respirar por sí mismo, tiene la movilidad de un albaricoque y la capacidad mental del hueso (del albaricoque).

Ungu morirá en menos de un año de la enfermedad que más les apetezca.

Christopher prolongará su vida hasta unos prodigiosos 100 años; el día de su centenario sus familiares acudirán en tropel al hospital a hacerse fotos ataviados con gorros de fiesta en torno a su cama. Christopher, por primera vez en tres años, moverá el dedo gordo de su pie derecho en señal de alegría.

Ahora, el turno de preguntas:

- ¿Qué porcentaje del dinero gastado en la manutención y procedimientos médicos de Christopher a lo largo de un año serviría para costear la alimentación, medicinas y estudios de Ungu durante toda su vida? (pista: el resultado es inferior al 10%)
- ¿Qué constituye que un ser humano sea considerado como tal? ¿Simplemente que pertenezca a la especie homo sapiens, sin más? (aplíquese esta pregunta a los dos sujetos de estudio)
- ¿De verdad llegar a ser un viejo podrido de 100 años es algo apetecible?
- ¿Voy a tener que sacar la manita a pasear?

Recuérdenlo: cada vez que la medicina da un paso para alargarnos más la vida, Dios mata a un gatito.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Llorones y héroes del transporte público

No sé quién me da más asco: el viejo que espera que le cedas el asiento en el metro, o el joven que se lo cede encantado.

Al primero: deje de clavarme esa miradita desaprobadora. Le recuerdo que usted, si es hombre, ya está jubilado; y si es mujer, se ha pasado la vida haciendo labores hogareñas (es decir, rascándose la entrepierna); así que mucho cansancio no tendrá. Y yo vengo de trabajar ocho horas. Así que la preferencia para mí, si no le importa.

Al segundo: borra esa estúpida sonrisa beatífica de tu cara. ¿Te crees mejor persona por eso? ¿Te crees que te la va a chupar la rubia del asiento del fondo, como recompensa por tu heroico gesto?

Lo mejor es que estos especímenes, cuando se abren las puertas del vagón, corren raudos a hacerse con un sitio, como si les pesara el culo; luego se pasan el viaje esperando que entre alguna persona por encima de 60 años para entregarles servicialmente su poltrona. Resultado: yo, que sí quiero ir sentado hasta casita, me tengo que joder y ver cómo el carcamal se queda un asiento que era mío por derecho.

Un espectáculo especialmente patético es cuando dos o tres de estos “benefactores” se levantan al unísono para ceder el sitio a alguna ancianita con andador; es triste verles sudando, con la vena hinchada, porfiando por ser el más amable del vagón y que todo el mundo lo sepa. Y cuando la ancianita (que está pensando para sus adentros “estos son gilipollas”) por fin se decide, los perdedores vuelven a sentarse con una cara que es un poema. Les han quitado su momento de gloria. Pobres.

Pensándolo bien, creo que me da más asco el joven. Al fin y al cabo, el viejo sólo intenta aprovechar un estúpido convenionalismo para ir cómodamente sentadito: un punto de vista egoista, pero comprensible. El joven, en cambio, convierte el reparto de asientos en una absurda competición y se pone en una posición incómoda (o sea, de pie) sólo por impresionar a una cuadrilla de desconocidos.

Sí, definitivamente prefiero un viejo insolidario que un joven gilipollas.

Tú también eres puta, mona

Tengo la mala costumbre matutina de ojear las noticias del día, y a veces me encuentro con cosas que me enervan, como ésta.

¿Ya lo han leído? Buenos chicos. Ahora, a despotricar tocan, y es que la cosa no tiene desperdicio. A ver, en primer lugar: las modelos son putas. Creo que eso no admite discusión. De hecho son la peor clase de putas; ni siquiera tienen la delicadeza de vender su cuerpo en la intimidad, como las meretrices decentes; y encima creen pertenecer a una élite y pretenden tener clase y glamour. ¡Jua! Muchachas, os ganáis la vida posando en braguitas para una panda de pajilleros, podréis tener mucho dinero pero desde luego no tenéis clase.

En todo caso entendería que el agente de la señora Van der Vaart hubiera contactado con el dueño del burdel y le hubiera dicho:

- Buenas tardes, ¿el dueño del Night Club ’El Jardín’?
- Si señor, dígame.
- Quería alertarle de que está usted incurriendo en un delito de publicidad engañosa.
- ¿...?
- Verá, es sobre el rótulo que tiene en su club. La puta que aparece en él no trabaja para usted, sino para mí. Yo soy su chulo.
- Ups, cuánto lo siento. Es que es tan mona...
- Lo entiendo, pero no puedo permitir que utilice la imagen de una de mis chicas para sacar provecho. Supongo que comprende mi posición.
- Perfectamente. Retiraré el cartel y pondré una foto de una de las mías.
- Eso espero. Buenas tardes.
- Buenas tardes.

Esto, digo, habría sido justo y razonable. Pero lo que no me parece de recibo es que nos metan la idea de que esta chica está por encima de las que trabajan en el susodicho club de alterne; puede que saque mucho más dinero de ello, pero no por ello tiene más dignidad.

Si esto hubiera pasado con la mujer de Briatore o Sarkozy (casos mucho más evidentes, pero no se llamen a engaño: son todas igual de putas) el chulo de la señorita no habría tenido huevos a llamar, se habrían reído de él.

- Policía, ¿quiere poner una denuncia?
- Sí. Soy el chulo de Carla Bruni, y quería denunciar que utilizan la imagen de mi representada en el rótulo de un burdel de la carretera de La Coruña.
- ¿Un burdel, ha dicho?
- Exacto.
- Bueno, parece el sitio indicado para ella, ¿no? ¿O si no de qué iba a estar casada con ese viejo podrido? ¿Por amor?
- Eeeeeem... ya, peeero...
- Ande ande, no moleste a la autoridad, botarate.
-P-p-pero...
*CLIC*

Más perlas de la noticia:

"No se puede admitir que se utilice una foto de una mujer conocida para estas cosas"; entiendo, las conocidas están por encima del bien y del mal. La hipocresía de estea afirmación es tal que si pusieran la foto de una desconocida que no fuera puta, les parecería mejor que la foto de una puta famosa, como es el caso.

"A Sylvie le duele sobre todo por su familia"; ¿su familia no sabe a qué se dedica? ¿No saben que su profesión consiste en vender su cuerpo por todo el mundo y enganchar a algún millonario para que le pague los vicios el resto de su vida? Muy mal, Sylvie, no hay que mentir a los papás. Ahora mismo les llamas y se lo explicas. Y luego de rodillas y de cara a la pared.

 

Vegetariano, cómeme el guano


Hoy voy a contarles una historia real: su protagonista es Rob Thomson, estudiante de la ciudad de Annapolis (Maryland, USA), vegetariano radical desde los 16 años.

Rob amaba a los animales casi con la misma intensidad con la que despreciaba a las personas. Sus ideas eran demasiado extremas incluso para los más radicales: le echaron de PETA (la asociación pro-derechos de los animales de nombre divertido) tras montar un escándalo e intentar agredir al presidente de su división local cuando éste le comentó que comía huevos de gallina. Le producía repugnancia compartir mesa con su propia familia, verles devorando carne roja a dos carrilos. Más tarde declararía que "masticaban muy alto, se regodeaban, lo hacían para enfurecerle". Se marchó muy joven de casa de sus padres.

En el mes de Junio de 1988 (y en este punto de la historia Rob acaba de cumplir 21 años) llamó a las puertas de una docena de casas de su barrio y disparó a las personas que le abrían, todos ellos carnívoros reconocidos. Mató a 7 personas y hirió a otras 6, antes de ser reducido por la policía y encarcelado de por vida.

A mí, si les soy sincero, Rob Thomson me cae muy bien. Se atrevió a hacer lo que los vegetarianos se  mueren por hacer, si tuvieran dos cojones.

Os reto, panda de pinta-abrigos de piel y limpia-pingüinos: liémonos a tiros y a ver quién queda en pie. Dejad de liberar visones de las granjas y realizad vuestro verdadero sueño: exterminar a los carnívoros. Así podríais solazaros tan ricamente con vuestros queridos bichos por toda la eternidad. ¿No os atrevéis? Quizá es porque sabéis que somos más y más fuertes (al fin y al cabo, no subsistimos a base de comer mierda) y que patearíamos vuestros culos bajos en proteínas hasta echaros del puto planeta.

Me regocijaré pensando en vuestra debilidad y cobardía mientras me como un buen filete con patatas. Lástima que la patata no sienta dolor, me sabría mejor aún. Tal es la mofa que me producís.

Rob Thomson debería ser vuestro héroe, vuestro líder espiritual. Deberíais alabarle e imitarle, y en cambio habéis hecho lo posible por desmarcaros de su obra; le habéis llamado "enajenado", "enfermo mental" y "asesino a sangre fría". Habéis dicho que "ese hombre no representa los ideales pacíficos de nuestra organización". Incluso habéis presionado a los medios para frenar la difusión de esta historia, que seguro que los más jóvenes no conocen y los más viejos apenas recuerdan.

Deberíais estar ocultos en las cloacas, organizando actos de guerrilla y atentados contra los que comemos animales por placer. Pero no tenéis lo que hay que tener.

Y es que no sois más que unos jipis de mierda.

Las tentaciones rubias

Las tentaciones rubias

Hoy he leído una lista de las mujeres más buscadas en esa máquina de buscar mierda inútil que es Google. ya se lo pueden imaginar: Aria Giovanni, Scarlett Johansson, Jessica Alba, Britney Spears (¡¿aún?!), Lindsay Lohan, etc.

A veces me asombra el cretinismo de las masas. Unas barbies talladas a golpe de bisturí, con unas mamellas de infarto, artífices de películas vulgares y música prefabricada, posando provocativamente en fotos retocadas por Photoshop. Eso es lo que gusta.

A mí, persona de gustos más refinados, me quita el aliento contemplar auténtica belleza, como en la foto que ilustra este artículo.

No, no son las hermanas Olsen, paleto. Este par de preciosidades son Lynx y Lamb Gaede, hermanas gemelas y cantantes del dúo adolescente de folk separatista blanco Prussian Blue. Su carrera empezó cantando en el festival blanco-nacionalista Eurofest, con apenas 9 añitos. Más tarde aprendieron a tocar el violín y la guitarra, respectivamente, y empezaron a componer sus propias canciones. A mí las mujeres con talento me pueden.

Publicaron su primer disco, titulado Fragment of the future, con sólo 13 años. Sus letras y sus ideales se centran en el orgullo de ser blanco y en evitar la mezcla con personas de otras razas. No puedo resistirme a incluir un fragmento de mi canción favorita, traducida para ignorantes
:

Where freedom exists for only those with darker skin.
 (Donde la libertad sólo existe para los que tienen la piel más oscura)
Where lies and propaganda will never let you win.
 (Donde las mentiras y la propaganda nunca te dejarán ganar)
Where symbols of your heritage are held with such contempt,
 (Donde los símbolos de tu herencia se tratan con tanto desprecio)
and benefits of country ’cept tax are you exempt.
 (y estás exento de las ventajas de tu país, salvo los impuestos)


Aryan man awake, (Hombre ario, despierta,)
how much more will you take? (¿cuánto más vas a aguantar?)
Turn that fear to hate, (Convierte ese miedo en odio,)
Aryan man awake. (hombre ario, despierta.
)

Actualmente, estas diosas de marfil tienen 16 añitos. No sé si podré esperar dos años más a que cumplan la mayoría de edad para coger el primer avión a Kalispell, Montana (nacieron en Bakersfield, California, pero su madre se las llevó de allí porque la ciudad "no era lo bastante blanca") y declararles mi amor incondicional. ¿Cómo no amar a unas chicas con los arrestos de enviar ayuda humanitaria para las víctimas Huracán Katrina, especificando que es "sólo para blancos"? Sólo pensar en eso me excita tanto que tengo que ir a pelármela al retrete.

Quiero regarlas con mi semen 100% blanco. Quiero horadarlas con mi tronco del amor caucásico. Quiero hacerlas gozar como se merecen.

Dios, las amo.

Clásico de pacotilla

Clásico de pacotilla

Ayer vi ’El Golpe’. Vaya mierda de película.

Se supone que es un clásico del cine y lo único que se salvaba es una partida de poker, que Paul Newman se porta como el puto amo. ¿El resto? Pffff. Está el tipo duro de ’Tiburón’, pero cojo y sin la gorra de pescador, vaya nenaza; sale el Redford con un ridículo traje a rayas que no entiendo cómo el resto de actores no se pasan toda la película dándole de collejas; una stripper sin tetas; la banda sonora es la musiquita que pone la telefonista cuando te deja en espera; hay algunas persecuciones, pero son corriendo, sin coches invadiendo la acera y tirando puestos de fruta ni nada.

Y lo peor de todo: a Robert Redford y Paul Newman los matan al final. Así, como suena. Ya están a punto de terminar el golpe, y de pronto llega el FBI, se lían a tiros y los dos mueren. Los dos protagonistas, así sin venir a cuento. Tócate los cojones. ¿Me trago dos horas de peli para esto? Me cabreé tanto que apagué la tele y me fui, ni terminé de verla.

A mí que no me jodan los directores de Hollywood y sus excentricidades; yo quiero que los buenos ganen al final, que para eso son los buenos, joder. ¿Y esto ganó siete Oscars? Si cuando digo que están amañados...

El LHC pa tu puta madre

Si está usted leyendo esto, ¡enhorabuena! Eso significa que el acelerador de partículas LHC (Large Halon Collider) no lo ha mandado todo a tomar por culo,como algunos temían.

Ahora bien, aunque los cuatro gatos que han advertido del peligro sean una panda de borrachos sin crédito alguno y la legión de MCTLQMMPE
(1) que les respalda; aunque la comunidad científica y cualquier persona capaz de hallar la raíz cúbica de 8 (no son tan comunes como usted cree, lector; pregúnteselo a su vecino, por ejemplo, ya vera qué risa) coincidan en que el chisme es seguro; en fin, aún siendo el riesgo insignificante, infinitesimal, ¿realmente merece la pena poner en peligro toda la existencia de la especie humana y del planeta para que cuatro cerebritos resuelvan sus pajas mentales? Porque para otra cosa no sirve este engendro de 3200 millones de euros (sí, han leído bien; y ésa es la estimación mínima del presupuesto).

A ver, cuando los científicos inventaban cosas como el teléfono, Internet o la gravedad, eran útiles a la sociedad; pero, señores, tengo malas noticias: ya está todo inventado. Y llegados a este punto ¿no ha llegado el momento de cerrarles el grifo al brasas de la sillita de ruedas y el ordenador parlante y sus amiguetes, y si quieren jugar con particulitas que se lo paguen de su bolsillo? Que los países gasten el dinero público en cosas útiles (un desintegrador de triunfitos, una manta infinita para que mi señora no me deje los pies destapados en plena noche...) y dejen de invertir en la investigación de cosas que no pueden verse y francamente no valen para nada más que para una legión de matemáticos se masturben a gusto.

En resumen: Ciencia, gracias por todo, tus logros han sido extraordinarios, pero creo que ha llegado el momento de darte cuenta que eres innecesaria. Tenemos cosas más importantes en que derrochar (figuritas de acción de Happy Tree Friends, sin ir más lejos).

Menos mal que tenemos la suerte de vivir en el país que menos invierte en I+D de toda europa. Algo bueno teníamos que tener.


(1): Siglas de la tribu urbana Me Creo Todo Lo Que Me Mandan Por Email, antes llamados EDP (Escoria Descerebrada Prescindible).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Colaboren con una buena causa

Acabo de montar una ONG; así es, no soy la bestia desalmada que algunos piensan.

La ONG se llama "Cascos para todos" y su afán es recaudar auriculares para los reproductores portátiles de música de los jóvenes de España.

¿Cuántos más adolescentes hemos de ver escuchando su música favorita por el altavoz de su móvil o su reproductor MP3? ¿Es que nadie va a apiadarse de ellos? ¿No tienen derecho a la intimidad? Pues bien, yo no voy a quedarme de brazos cruzados.

Con el dinero de sus donaciones, generosos lectores, la asociación adquirirá auriculares de distintos modelos (tanto la entrada mini-jack convencional como modelos personalizados para las principales marcas de móviles del mercado) y nuestros voluntarios recorrerán autobuses, vagones de metro y otros lugares públicos llenos de trabajadores cansados y las repartirán entre los jóvenes ociosos desprovistos de auriculares(1).

Por favor, visiten nuestra página web (www.metetetumierdademusicaporelculo.com) y aporten sus donaciones.


(1): en el momento de la entrega se les puede propinar un par de hostias, de manera opcional.

Homenaje póstumo a la mejor web del mundo

Homenaje póstumo a la mejor web del mundo

El 3 de Abril de 2007, la mejor página web del universo (no, no ésta) fue clausurada para siempre. Desde este humilde púlpito, quiero rendir homenaje a klonopinz.com, el más glorioso ejemplo de mofa de mal gusto jamás ideado, y a su insigne creador, mi héroe personal.

Pero antes pongamos en antecedentes a los que no conozcan la historia: el chaval de la foto es Brandon Vedas (alias "Ripper", alias post-mortem "i told u i was hardcore").

Brandon era un gilipollas de 21 años que un día quiso impresionar a sus amiguitos de una comunidad online de drogatas, ingiriendo grandes cantidades de sustancias nocivas mientras chateaba con ellos. Como podréis imaginar, se le fue la mano. Y si en la vida real uno espera que sus amigos le lleven al hospital si se coge una mierda de escándalo, en esto de Internet la gente no es tan comprensiva. Básicamente le animaron por el chat a comerse todo lo que tuviera (el clásico "traga, traga", versión 2.0) y luego se negaron a llamar a la policía para ayudarle una vez hubo perdido el concimiento. Una de sus últimas frases fue la ya mítica "I told u I was hardcore" (algo así como "os dije que tenía cojones"), que ya se ha convertido en un meme en toda regla. Lástima que no fuera su última frase, entonces su categoría mítica se duplicaría, pero ese honor recayó en la mucho menos glamourosa "u are so fucking stupid", que no necesita traducción.

Después de que su mamá, que tan bien le educó, descubriera el cuerpo, el suceso generó numerosos artículos y debates en la red sobre la responsabilidad de los testigos, sobre la presión de grupo y la deshumanización de Internet. Quien quiera conocer más detalles que use Google como todo el mundo (podéis encontrar la lista de drogas que constituyeron su última cena, y lo mejor, leer el famoso chat) eso para mí no es lo realmente importante.

Lo realmente importante es que, con la muerte de este tipo, además de incrementarse el cociente intelectual medio de la humanidad, vio la luz una de las mejores páginas web que he visitado, la ya mencionada klonopinz.com. Este dominio era propiedad de nuestro querido Brandon, y su nombre es una parodia de la droga anticonvulsiva Klonopin, una de las que le llevó a la tumba; tras quedar libre el dominio (Brandon no pudo renovarlo porque estaba demasiado muerto) un graciosillo entrañable vio la ocasión y creó en él una nueva web, "Ask Ripper!" ("¡Pregúntale a Ripper!"). Era en esencia un consultorio falso en el que Ripper contestaba (desde el infierno) las dudas de los lectores, todo con el objetivo de ridiculizar y vejar al finado.

No, no corran a visitarla; ya he dicho que la web fue cerrada (por Roche, los fabricantes de Klonopin, supongo que bajo la presión de la familia de Brandon), y es una pena porque era hilarante. Sobre todo los mails de amigos de Ripper, amenazando al pobre webmaster de forma nada suave unos, apelando a su humanidad otros, para que cerrara la web.

¿Pero qué humanidad ni qué ocho cuartos? El mundo necesita reírse de Ripper. Desechos como éste deben ser objeto de escarnio social en los siglos venideros (por mucho menos, al pobre Morán le sacaron cientos de chascarrillos); la web que debería ser cerrada es brandonvedas.com (web homenaje a Ripper, administrada por su hermano) por glorificar a un drogadicto y sobre todo a un gilipollas. Todo un ejemplo para la juventud. Su familia debería estar en plan "¿Brandon? no tengo ningún hijo que se llame Brandon", no honrar su memoria. Si ha fracasado usted como madre, no lo airée, señora.

Sirva este humilde texto para homenajear al webmaster de klonopinz.com (a saber qué nuevos proyectos estará ideando ese truhán), y a los compañeros del chat que animaron a Ripper, por colaborar en depurar un poco la especie. Dedicado también a ellos (sobre todo a ti, Smoke2k, ladrón).

El fin de la evolución

El fin de la evolución

Cada día doy una media de tres vueltas a mi urbanización para aparcar el coche; y cómo no, algo me pone de mala hostia: ahí están, relucientes, deseables, prohibidas, provocándome con su presencia, las plazas de minusválidos.

Me ofende sobremanera la intrusión de dichas plazas en mi hogar, porque ponen de manifiesto uno de los grandes males de nuestra sociedad actual, la sobreprotección del débil. Puede parecer un tema banal, pero el hecho es que está afectando de forma preocupante a nuestra evolución como especie.

Cuando una manada de búfalos huye de los cazadores, los que caen son los más lentos y débiles; de ese modo los más rápidos de la manada pueden escapar, y en la próxima escaramuza sufrirán menos bajas.

Si la manada fuera de humanos, caerían todos de golpe: los sanos estarían ocupados construyendo rampas de acceso para los heridos.

Antes de que una legión de minusválidos y sus respectivos familiares se me eche encima, quiero dejar claro que no tengo nada en contra de ustedes: de verdad que lamento que la desgracia se haya cebado en sus cuerpos y les haya impedido vivir una vida digna. Si estuviera en mi porder curarles, pagaría lo que hiciera falta; mi corazón está con ustedes. Pero asuman que no son más que una carga para el resto de la humanidad y quítense de enmedio, por favor.

Todas las especies han evolucionado a lo largo de millones de años basándose en la selección natural: los más fuertes, los más aptos, sobreviven y propagan su semilla. Pero esa evolución se ha detenido en seco con nosotros. Y con "nosotros" me refiero al ser humano moderno; porque hasta la Edad Media y un poco más tarde, a los disminuidos físicos y psíquicos se les sacrificaba o encerraba, como manda Dios. Ahora gastamos tiempo y millones en hacer la vida más cómoda a seres que, de acuerdo con las leyes naturales, deberían haber muerto hace tiempo.

¡Basta de ir en contra del orden natural! Por favor, que cese el despilfarro y que la evolución continúe; de lo contrario, las razas poco desarrolladas seguirán evolucionando hasta alcanzarnos y el futuro de los hombres heterosexuales de raza blanca como grupo predominante se verá seriamente comprometido.

Y eso sí que no.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Te duele?

El otro día, en un bar, le hice a una atractiva señorita lo que mi abogado más tarde describiría como un "comentario inapropiado". A mí me pareció de lo más apropiado, ya que mi intención era follármela a cuatro patas y así se lo hice saber, pero me estoy desviando del tema.

El caso es que la dama en cuestión no respondió a mi galanteo de la forma esperada, y lo que hizo fue abofetearme de forma sonora y dolorosa. Inmediatamente se produjo un silencio en el bar, y todos los ojos se fijaron en nosotros, de forma que todo el mundo tuvo una buena perspectiva de mi respuesta: le crucé la cara de un bofetón, y cayó al suelo llorando y sangrando por la nariz.

¿Y qué diríais que pasó entonces? No os lo váis a creer: la chusma del bar empezó a increparme, a decirme cosas muy hirientes para mí y para mi señora madre, y llegaron al extremo de sujetarme entre varios que no escapara (no hacía falta, tenía un cubata a medias y ninguna intención de irme) hasta que llegó la policía.

¿Pero qué pasa? Pensaba que nos estábamos peleando. Si yo le pego un puñetazo a alguien, lo mínimo que espero es que responda, ¿no?

Bueno, pues eso no es lo que opina la policía, ni el juez que lleva el caso. No han tratado el caso como una pelea en un bar, sino como una agresión. Agresión. Yo la agredí a ella. Contemos, a ver si es que me he liado con los números: ella me dio una bofetada, yo le di una bofetada; me suena a un intercambio justo de golpes, ¿no? Me he pasado las últimas semanas repitiendo "ella pegó primero", pero sencillamente no me han escuchado. ¿Tan difícil es de entender?

Vamos a ver, la mujer media es más débil que el hombre medio. Es decir, normalmente un hombre ganará a una mujer en una pelea. Pues si lo saben, ¿por qué cojones nos pegan? ¿Y encima tenemos que dejarnos? Me niego a formar parte de esta conspiración internacional para permitir a los débiles golpear a los fuertes. Igual que a mí jamás se me ocurriría pegar a un gorila de dos metros y brazos como troncos de arbol, tú no me levantas la mano a mí, bonita.

Que todas las mujeres que me escuchan sepan que la próxima bofetada que me lleve, la devolveré. Y pego fuerte.

Y animo a los hombres que me lean que hagan lo mismo, a ver si acabamos con tanta tontería de una puta vez.

No tiene usted derecho a votar

Cada vez que me subo a un autobús o similar, observo a la gente que me rodea y me invaden la frustración y el resentimiento.

Veo a marujas comentando la última gansada de algún famoso; veo ancianos criados en el medio rural que apenas aprendieron a leer; veo adolescentes escuchando reguetón a todo volumen (ya volveré a ese tema otro día); veo a cuarentones leyendo el Marca; veo jóvenes que se creen rebeldes por llevar la camiseta de algún grupo de rockeros millonarios.

Les veo y pienso que cuando lleguen las próximas elecciones, esos tipos tendrán el mismo derecho a votar que yo.

Muchos ya lo han dicho, la democracia no funciona; ¿y por qué? Porque el pueblo es idiota. Y no está capacitado para elegir a su gobierno.

Nadie dejaría que alguien que no sabe de fútbol decidiera la alineación titular del Real Madrid, ni que un ciego fuera juez en un concurso de camisetas mojadas. Por ello mismo, a los analfabetos políticos y enanos mentales no deberían permitirles votar. Sólo deberían votar los listos, los competentes, los que tengan suficiente cerebro y criterio para entender la importancia del voto y saber lo que están votando: lo que se llama Geniocracia.

Ni siquiera haría falta un complejo test psicológico ni de inteligencia, aunque pueda parecer lo ideal; bastaría con que un guardia formulara un par de preguntas simples a los aspirantes a votantes.

- Buenas, su nombre.
- Agapito Jiménez.
- ¿Qué aspecto del programa del Partido Progresista le parece más ambicioso?
- Eeeeeeem... me gusta cómo le queda la perilla al candidato.
- ¿Sabe usted quién fue Darwin?
- ...
- Lo siento, no apto. ¡Siguiente!

A la persona que fallara la prueba se le prohibiría votar de por vida. Se cambiarían aleatoriamente las respuestas para evitar que algunos tramposos copiaran.

Sí, los primeros años las colas en los colegios electorales serían más largas, pero piensen a largo plazo, por favor: candidatos elegidos por gente que se ha leído su programa, o que al menos reconoce la diferencia entre un teléfono móvil y un mando a distancia; marujas, adolescentes y obreros borrados a las primeras de cambio de las actas; los carteles electorales desaparecerían, ya que sólo votaría la gente interesada, y ésos ya saben buscar la información necesaria en Internet.

Esto, señores, es democracia justa y práctica. Y ya que este sistema nunca se instaurará porque no interesa a los grandes partidos, que se nutren de la estupidez de las masas, por favor, intenten aportar su granito de arena a la causa: las próximas elecciones hagan examen de conciencia, sean sinceros con ustedes mismos, y si no están capacitados quédense en casa y dejen votar a los que sabemos hacerlo.

El contenido de este blog es ficticio y su autor también. Este blog está escrito por un personaje, no por una persona real. Las opiniones escritas en este blog no tienen por qué coincidir con las opiniones reales de su autor. Vamos, que es todo de coña.

Si está leyendo esto, por favor guarde el secreto. No joda la broma.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres